ABSCESO ANORRECTAL.

(Absceso Anal o Perianal).

El absceso anorrectal (absceso anal) es una infección severa y muy peligrosa, que requiere de un tratamiento preciso y urgente. Si no se atiende rápida y correctamente puede dejar como secuela una incontinencia anal - fecal o bien, ocasionar la muerte del paciente.


El absceso anal es una enfermedad particularmente peligrosa en personas con diabetes, VIH, transplantes, leucemia, cáncer o alguna otra enfermedad en que las defensas están muy bajas. Esto se debe a que el cuerpo de estas personas no se puede defender adecuadamente ante una infección.


La causa mas frecuente del absceso ano - rectal es porque se obstruye una glándula anal por un fragmento de materia fecal. Dado que la materia fecal tiene muchísimas bacterias, esto desencadena la infección.


El paciente comienza a sentir dolor anal sin ninguna causa aparente y tiempo después nota una infamación al lado del ano que es muy sensible y dolorosa que inclusive le impide sentarse o caminar. Posteriormente se agrega fiebre intermitente. En algunos casos puede ser que el absceso se reviente por sí solo, con lo que hay salida de la pus y desaparición del dolor; en otros, el absceso no se revienta y sigue creciendo con lo que la infección es cada vez mas severa y peligrosa para la vida del paciente.


Esperar a que "el absceso madure y se reviente por sí solo" es un error muy común. Con esto sólo se retrasa el tratamiento y se permite que la infección avance. Los antibióticos NO SIRVEN como tratamiento único para eliminar la infección pues la pus inactiva los medicamentos y estos no pueden penetrar en el absceso, en todo caso, sirven para controlar un poco el avance de la infección en lo que se hace el tratamiento definitivo. Los pacientes que no se tratan prontamente se complican con una gangrena severa que abarca ano y genitales y que puede alcanzar inclusive el abdomen. Esta enfermedad se llama Síndrome de Fournier, y es sumamente peligrosa. La mitad de los pacientes con esta complicación morirán a pesar de realizar tratamientos adecuados y múltiples cirugías de limpieza. Los sobrevivientes requerirán injertos y una larga recuperación.


El tratamiento del absceso anorrectal consiste en abrir el absceso, sacar la pus y realizar una limpieza. Muchas veces esto se puede hacer en el consultorio bajo anestesia local y otras veces se requiere entrar a un quirófano para hacer una limpieza mas amplia y controlar la infección.



Las siguientes imágenes son de un paciente que fue tratado en el consultorio con anestesia local. En este caso, sólo se drena la pus por la parte externa con lo que se elimina la infección y el dolor.


<---Se observa la piel roja por la presencia de un absceso anal.
















Se ha drenado el absceso y se observa que, aunque no parecía, era muy profundo.--->






Las siguientes imágenes son de un paciente que fue tratado en quirófano con raqui-anestesia. En este caso, además de extraer la pus, se puede eliminar la glándula anal interna que ocasionó el problema y así disminuir el riesgo de formar una fístua anorrectal.

____ Se observa el absceso anal. _____ Se retiró la glándula y se cerro el orificio. _____ Orificio de drenaje externo. ____



Al término de la cirugía el paciente prácticamente ya no tiene dolor. Se le indica una dieta rica en agua, frutas y verduras y hacer baños de asiento para mantener limpia la herida. Se administran analgésicos y, dependiendo del caso, antibióticos. Sin embargo, no todo termina ahí. El paciente debe permanecer en observación y revisiones constantes para verificar si curó completamente o si se formó una fístula anorrectal (aproximadamente 2 meses después de la cirugía).

Tipos de absceso anal - rectal.


Un absceso anorrectal se puede formar en varios lugares alrededor de los músculos del ano. Esto influye en la dificultad para diagnosticarlo, el tipo de tratamiento y la cantidad de pus que puede almacenar. En este esquema podemos observar los diferentes tipos de abscesos:

1. Absceso interesfintérico (entre el esfínter interno y externo).
2. Absceso supraelevador (profundo, arriba del esfínter anal).
3. Absceso isquiorrectal (fuera del esfínter anal, en el glúteo).
4. Absceso perianal (justo alrededor de la entrada del ano).
5. Absceso submucoso (dentro del conducto anal, superficial).

Si usted tiene sospecha de un absceso anal, debe acudir inmediatamente con un médico de confianza para recibir el tratamiento adecuado.

Si usted nos lo permite, ¡ Será un placer atenderle !